Consecuencias de la aprobación del plan del tajo para el trasvase Tajo Segura

La Región de Murcia es la Huerta de Europa. La región es la tercera productora de frutas y verduras con una producción de alrededor del 12% del total nacional, tan solo por detrás de Andalucía y de la Comunidad Valenciana. Una de cada cuatro frutas y verduras que se exportan proceden de la Región. Asimismo, Murcia, es la comunidad en la que el empleo directo relacionado con la agricultura tiene un mayor peso (alrededor de un 11,5% del total regional).

Para poder mantener una agricultura de esta magnitud es vital que los agricultores dispongan de suficiente agua para riego. Este agua puede provenir de recursos convencionales, como los acuíferos subterráneos o bien proceder de recursos complementarios en plantas desaladoras. Sin embargo, actualmente la principal fuente de este recurso en el Levante español es el Trasvase Tajo-Segura.

La reciente propuesta de ampliación de los caudales ecológicos para el río Tajo propuesta en el nuevo Plan Hidrográfico del Tajo para el plazo 2021-2027, plantea un aumento progresivo de estos caudales a lo largo de los próximos seis años. De esta forma, para 2027 los caudales en los tramos de Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina habrán aumentado de 6 a 8,62 m3/s, de 10 a 17 m3/s y de 10 a 17,8 m3/s respectivamente.

Estos cambios han generado un descontento generalizado en el sector agrícola de la Región de Alicante y de Almería, debido a que las ampliaciones implicarían una reducción del agua destinada al consumo y al riego en el sureste español de 80 hm3. A raíz de esto, numerosas instituciones se han pronunciado al respecto, respaldándose en análisis y estudios que muestran el impacto socio-económico que esto tendría sobre el sector.

Para llegar a entender este descontento es necesario analizar las consecuencias que estas medidas tendrán para los agricultores de la región. Tanto el SCRATS como la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) han realizado estudios que permiten cuantificar el impacto que supondría esta aprobación del incremento de los caudales ecológicos en el Tajo, cuyas conclusiones principales resumimos a continuación:

No obstante, estas son solo algunas de las principales consecuencias que implicarían los aumentos de los caudales ecológicos, unas medidas que provocarán una reducción en la disponibilidad de agua para la Región de Murcia sin precedentes. Una región modelo en producción agrícola, y pionera en la eficiencia de recursos hídricos, en investigación y desarrollo de técnicas de optimización, así como en la protección de la biodiversidad y ecosistemas terrestres.

Desde la Comunidad de Regantes de Lorca seguiremos realizando acciones para defender el Trasvase Tajo-Segura y el futuro de nuestros agricultores. Entre las últimas, destaca nuestra participación en la concentración del pasado 17 de mayo en Alicante contra los recortes del trasvase, a la cual asistió nuestro presidente Juan Marín