La agricultura, a nivel mundial, se enfrenta a un futuro poco halagüeño. Las proyecciones de la FAO para el año 2050 vaticinan un incremento de la demanda de productos agrícolas; resultado del inexorable crecimiento demográfico mundial; que la agricultura no va a ser capaz de satisfacer debido a la limitación que suponen los recursos hídricos y la tierra. Para abastecer la población de 9700 millones de personas estimadas para el mencionado horizonte temporal, se estima que la producción agrícola del África subsahariana y Asia meridional debería duplicarse para ese entonces, así como incrementar en un tercio en el resto del mundo.

Además, existe una elevada competencia entre la agricultura, la industria y las zonas urbanas por los limitados recursos naturales que no hará más que incrementar las dificultades que estos tres sectores tendrán que afrontar próximamente. Por ello, el entorno agrario se ve constantemente forzado a tecnificarse y a aumentar su rendimiento y la eficiencia en el uso del agua y suelo a toda costa.

Es en este ambiente hostil en el que la agricultura de la Región de Murcia se abre camino como un exponente mundial de calidad, desarrollo y compromiso con el medio ambiente. Prueba fehaciente de ello es que la Región de Murcia se sitúa como líder indiscutible en superficie destinada a cultivo ecológico de la Unión Europea; con un 22% de su superficie cultivable destinada a este tipo de práctica agrícola; tratando de mitigar el impacto de este sector en el medio ambiente, o el aumento de más de 1000 hectáreas de superficie de cultivo en invernadero de los últimos 6 años con el objetivo de incrementar la productividad de los suelos y el rendimiento, tal y como refleja el Anuario de estadística agraria de Murcia de 2019/20.

No se debe olvidar que la Región es igualmente pionera en la optimización del agua, habiendo evolucionado sus sistemas de riego tradicional hasta un espectacular 86% de riego localizado, para aprovechar al máximo este bien tan preciado y escaso. Así mismo, de los 113 Hm3 de agua depurada en las 99 Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de la Comunidad, 108,2 Hm3 (más del 95%) se destinan para el riego agrícola.

No obstante, todos estos esfuerzos pueden truncarse si se sigue limitando el aporte de agua al levante español. La Región de Murcia y su economía se hallan íntimamente ligadas al destino del Trasvase Tajo-Segura, y por ende, al devenir del futuro plan hidrológico nacional. Para abordar la problemática de este recurso, se celebrarán los días 30 de septiembre y 1 de octubre las jornadas ‘Agricultura y Agua en el Levante, presente y futuro’ organizadas por el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS) y La Verdad. En este evento, una plétora de distinguidos e ilustrados invitados y ponentes arrojarán algo más de luz sobre tópicos como el comienzo del nuevo curso hidrológico, los planes de cuenca y la planificación hidrológica española, entre otros.

En futuras publicaciones de esta Comunidad de Regantes se hará eco de este importante foro.